27 mar. 2011

Esas cosas que nunca se terminan...

Hace unos años vi en una revista "Labores del hogar" un almohadón hecho con la técnica de punto de cruz. Me gustó tanto el diseño, que quise hacerlo. Para iniciarme en la técnica, decidí hacer un señalador para regalarle a mi hermana. Está espectacular, me quedó lindo...excepto que nunca lo terminé. Un accidente con un vaso de vino tinto lo manchó de tal manera que no sale. Algún día lo voy a volver a hacer...


Mmmm en la foto no se ve muy bien, la mancha está en la zona de la A.

Besos!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario