16 nov. 2011

Frascos

Primero y principal, ADORO los frascos. Si, los de mermelada, dulce de leche, aceitunas o café. No discrimino y todas las formas son perfectas. Un frasco con conservas caseras es una delicia para los ojos (y el estómago!) y dan esa sensación de cocina un poco desordenada que se usa todos los días que me encanta. Es calorcito para el alma envasado.


Ahora bien, se puede guardar de todo en estos recipientes de vidrio, desde artículos de ferretería hasta pinceles, como tengo yo =). Y estos son los que me gusta decorar...¡Nadie ni nada se salva de mi! muejejeje. Las imágenes son del ex frasco de 1kg de dulce de leche que ahora sirve para guardar las piezas chiquitas de madera y los recipientes par los pinceles que aparecen en alguna foto anterior.

¡Cuánto dulce de leche!


Frascos de mermelada La Campagnola (el modelo antetrior)




 Antes que los recipientes descartables, el tupper, y el mejor de todos es el frasco. A no tirar todos esos contenedores que conseguimos "gratis" cuando compramos productos en el almacén!

Saludos, Victoria

No hay comentarios.:

Publicar un comentario