29 nov. 2011

Tejido

Tengo que aprender a tejer. O mejor dicho, tendría que hacerlo. Esta forma de expresarlo incluye la lejanía e improbabilidad del hecho, ya que me explicaron una bisabuela, una abuela, una tía abuela y mi mamá, en técnica alemana e italiana cómo tejer, y no hay caso.
¿La falta de práctica será la razón de mi torpeza? Puede ser, pero insisto en que me va a costar unos años más aprender a dominar ese arte en el que se sacuden dos palos y un ovillo de hilo a una velocidad pasmosa para resultar en algo fabuloso. (Linda palabra "fabuloso", no? jiji)
Mientras tanto, sigo almacenando imágenes y tutoriales de tejidos...

















¡Con el calor que hace y yo haciendo un post de tejidos de lana!
Saludos, Victoria

No hay comentarios.:

Publicar un comentario